Unidos por el Folklore en la Educación

0

Unidos por el Folklore en la Educación está conformada de diversas agrupaciones,  asociaciones y profesionales del folklore interesados en que se apruebe como Ley de la República la enseñanza del Folklore panameño como asignatura en el Sistema Educativo.

Este movimiento apoya el Proyecto de Ley 499 que establece la enseñanza obligatoria de la asignatura de Folklore en los planes de estudio del Ministerio de Educación de Panamá.

Indican que como ciudadanos se debe apoyar esta iniciativa porque es un derecho universal recibir una educación de innovación y calidad del conocimiento. En ese sentido de respaldan en el Artículo 95 de la Constitución, que establece “La Educación oficial es gratuita en todos los niveles preuniversitarios. Es obligatorio en el primer nivel de enseñanza o educación básica general”.

Así mismo destacan el Artículo 87 de la Carta Magna del país, donde se indica que el Estado reconoce que las tradiciones folclóricas constituyen parte medular de la cultura nacional y por tanto promoverá su estudio, conservación y divulgación, estableciendo su primacía sobre manifestaciones o tendencias que la adulteren”.

Buscando la aprobación de todo el país, se citan algunas leyes que favorecen este iniciativa como: la Ley 35 de 2003 sobre Patrimonio Cultural, la Ley 47 de 1946 Orgánica de Educación en su artículo 10 (numeral 6) en la que se establece que uno de los fines de la educación panameña consiste en impulsar, fortalecer y conservar el Folklore y las expresiones artísticas de toda la población, de los grupos étnicos del país y de la Cultura regional y universal.

Además la Ley 175 de 2020 General de la Cultura en su Artículo 27 (políticas del Folklore) y en el Artículo 94 se refiere a la promoción del estudio, conservación y divulgación del folklore como expresión cultural.

Es de conocimiento que existe la Ley 4 de 1988 la cual establece, “se fomenta la enseñanza de las Expresiones folklóricas tradicionales en las escuelas del país”, sin embargo, la obligatoriedad se basa en las escuelas de Danza destacando los bailes regionales. Desde esta perspectiva solo se toman en cuenta algunos aspectos del folklore panameño.

«Han pasado 9 presidentes y 15 Ministros de Educación desde que se promulgó la Ley 4 del 28 de enero de 1988, actualmente algunos defienden que no es necesario una nueva Ley, sostienen que se debe reglamentar la existente, pero no podemos reglamentar lo que no está señalado en la misma, recordemos que no se desarrolló ningún artículo que establezca el Folklore como asignatura» puntualizan las agrupaciones que apoyan esta iniciativa.

About author

No comments